Tetraplejias y paraplejias derivadas de intervenciones quirúrgicas

Tetraplejias y paraplejias derivadas de intervenciones quirúrgicas

E Existen más casos de los que parece relacionados con paraplejias y tetraplejias por intervenciones quirúrgicas. Los despachos de abogados especialistas en reclamaciones por negligencias médicas, tratan anualmente casos de personas que, tras determinada operación quirúrgica, quedan tetrapléjicas o parapléjicas.

Entre los errores médicos más frecuentes, nos encontramos con las negligencias en paraplejias y tetraplejias. En el caso de que Vd. o un allegado haya padecido paraplejia o tetraplejia por errores médicos, tiene derecho a una indemnización, monto que variará en función de diversos factores.

Este tipo de malas praxis son de las más comprometedoras para las personas, cambiando radicalmente su vida.

Las personas con estas afecciones pasan de hacer una vida normal a ser dependientes en mayor o menor medida.

En todo caso, es de los fallos médicos que no deben permitirse y que, de producirse, deben denunciarse a través de los abogados especializados en negligencias médicas.

Este tipo de negligencia médica puede producirse en diferentes fases del tratamiento, frecuentemente durante intervenciones quirúrgicas.

Entre las malas praxis que dan como resultado esta grave dolencia, encontramos intubaciones incorrectas con afección a la médula espinal, las inyecciones para anestesia epidural mal aplicadas, fallos en anestesia, afecciones cerebrales no diagnosticadas (en especial, derrames cerebrales), deteriorar o cortar nervios vitales, así como no diagnosticar a tiempo determinadas enfermedades asociadas a un deterioro de la médula espinal.

Hay que diferenciar entre fallos médicos que se producen sin que haya habido afección medular anterior al tratamiento, de los que se dan cuando ya existe tal dolencia en la espina dorsal, cervical u otras zonas anatómicas comprometidas.

Hernia discal

La hernia discal está entre las afecciones más frecuentes en traumatología, dolencias que en muchos casos causan dolores pero no suponen una pérdida de calidad de vida del paciente. Al menos eso tiene que procurar el personal médico encargado del tratamiento.

La hernia discal se produce cuando hay una distorsión o deterioro de los discos situados entre las vértebras. Estos discos facilitan el movimiento vertebral y hacen posible una flexibilidad que se pierde en caso de indisposición de los discos.

Una hernia discal puede ser provocada, por ejemplo, por un disco que se desplace por motivo de lesión o enfermedad. El movimiento del disco puede provocar una presión sobre los nervios raquídeos, responsables del dolor, del hormigueo y todas las desagradables sensaciones que padecen estos pacientes.

Se trata de una lesión sujeta a un tratamiento personalizado en todos los casos, a pesar de los factores en común que tienen los cuadros médicos.

En cuanto a errores médicos con resultado de tetraplejia o paraplejia, la hernia discal es una de las afecciones relativamente leves que jamás deben dar lugar a estados de invalidez; sin embargo y desgraciadamente, en algunas operaciones de hernia discal este tipo de errores ocurren y deben ser depuradas las responsabilidades.

Paraplejia o tetraplejia en operación de hernia discal

Como hemos indicado arriba, una de las complicaciones más severas que pueden producirse en este aspecto, es la paraplejia o tetraplejia en operaciones de hernia discal.

Lo cierto es que, en cualquier tipo de intervención quirúrgica pueden presentarse complicaciones, aunque las relacionadas con la columna vertebral deben ser realizadas con el máximo cuidado para que no se vea afectada la médula espinal y, por tanto, la capacidad de la persona para moverse normalmente.

Por poner un ejemplo, al implantar un componente osteosintético (para la fusión cervical) después de haber practicado una discectomía cervical, pueden presentarse complicaciones para las que el personal médico ha de estar sobradamente preparado. Por ello, se recomienda la monitorización intraoperatoria. La monitorización neurológica es fundamental en los casos de mielopatía cervical, afección cuyo tratamiento no correcto puede dar lugar a tetraplejia o paraplejia.

En las operaciones de hernia discal, los facultativos y cirujanos deben trabajar con muchísimo cuidado para que todo transcurra sin errores, y para que, cuando se produzcan imprevistos, tengan los suficientes recursos como para afrontarlos de la mejor manera de cara a los pacientes.

En el caso de que se produzcan negligencias o malas praxis médicas en intervenciones de hernia discal con resultado de invalidez total, parcial, permanente o temporal, el derecho de los pacientes deberá ser salvaguardado por abogados expertos en una de las áreas más complejas: el Derecho Sanitario y el ámbito de las negligencias.

Hernia cervical

La hernia cervical es un tipo de hernia de disco que afecta al área cervical de la columna vertebral. Se deriva de una degeneración de uno o varios de los discos intervertebrales, de modo que se produce una presión sobre la base nerviosa cervical. El dolor es uno de los síntomas más frecuentes y desagradables de esta afección. El dolor, sin embargo, varía en función de dónde se encuentre la lesión, que puede identificarse entre los discos C5 y C6, entre el C4 y C5 u otros.

La intervención para las hernias cervicales tiene parecidos riesgos a otras intervenciones con posibles afecciones medulares. Si tiene dudas en cuanto a cómo se realizan las intervenciones de hernia discal, pregunte a su médico e infórmese también acerca de las posibles complicaciones que pueden darse durante la intervención.

Paraplejia o tetraplejia en operación de hernia cervical

Cuando se produzca una paraplejia o tetraplejia en operación de hernia cervical, los afectados deberán contactar con abogados especialistas en negligencias médicas.

Estamos hablando de un ámbito en el que los facultativos, en algunos casos, no están dispuestos a reconocer sus errores. A veces la culpa no debe recaer en el personal médico, sino en la institución de la que dependa el centro sanitario, ya que las negligencias con resultado de invalidez pueden producirse por falta de material, por una esterilización no adecuada de los elementos quirúrgicos y por otras causas que nada tienen que ver con la actuación médica personal.

En otros casos, son directamente los cirujanos, anestesistas u otro personal médico, los responsables de que las personas con hernias cervicales acaben con graves afecciones medulares.

Cuente con abogados expertos en negligencias médicas si ha sufrido una intervención con resultados insatisfactorios. Si Vd. o un familiar padecen las consecuencias de operaciones mal realizadas, comuníquese con letrados experimentados en una de las facetas más amplias y complejas del Derecho.

Para que pueda contactar con nosotros, ponemos a su disposición un formulario y un número de teléfono. A través de cualquiera de los dos medios, podrá tomar datos e información sobre las negligencias médicas relacionadas con hernias, así como con intervenciones que afectan a la columna vertebral y médula espinal.

La gravedad de estos errores es enorme, por eso deben dirimirse las responsabilidades de los facultativos encargados de la intervención. Si bien hay que decir que la culpa no recae siempre en los cirujanos o en el personal médico.

A veces son cadenas de errores los que traen como consecuencias paraplejias o tetraplejias. Una paraplejia es una afección que trae como consecuencia la paralización de la parte inferior del cuerpo. Las lesiones medulares son la causa principal de este tipo de enfermedad, aunque puede existir otra etiología.

Las lesiones que ocasionan la afección se relacionan con compresiones o cortes en la médula espinal. Dichas compresiones o cisuras se producen por el impacto o inserción de fragmentos óseos por traumatismos vertebrales, pero por supuesto, también por intervenciones quirúrgicas mal realizadas.

En cuanto a las tetraplejias, la inmovilidad de la zona inferior del cuerpo se extiende hasta los brazos, quedando la persona inmovilizada (en mayor o menor grado) de cintura hacia arriba. Son los casos más graves, ya que los pacientes tetrapléjicos son dependientes en muchas facetas de su vida, necesitando atención periódica y constante por parte de familiares o especialistas en cuidado a dependientes.

Las paraplejias y tetraplejias por intervenciones quirúrgicas pueden darse a partir de operaciones con objetivos muy diversos.

Pueden ser o no operaciones directamente relacionadas con la columna vertebral las que provoquen una afección que incapacitará a la víctima de la negligencia.

La indemnización por paraplejias y tetraplejias por operaciones variará en función de diferentes factores, pero sobre todo hay que tener cuidado en protegerse legalmente ante posibles fiascos por parte de las autoridades sanitarias.

Como hemos indicado al principio, no siempre los errores médicos se producen por culpa de los médicos, sino por falta de instrumental o por la dotación de instrumental desfasado, por un mal acondicionamiento o desinfección de los quirófanos, así como por errores encadenados que pueden surgir, básicamente, por recortes en dotación de instalaciones, instrumental e infraestructuras sanitarias.

Capítulo aparte merece la obstetricia y ginecología. Se dan casos de partos en los cuales se producen daños irreparables para el feto o recién nacido, como tetraplejias o paraplejias.

El mal uso del fórceps es una de las causas más frecuentes, aunque también nos encontramos con otras malas praxis con resultados dramáticos. No deje que el aparato de la administración ligado a la Sanidad le juegue una mala pasada y déjese asesorar por abogados expertos en negligencias médicas, quienes no actuarán solos si la situación lo requiere.

Recuerde que ante declaraciones falseadas o perjudiciales para sus intereses, presentaremos informes imparciales y perfectamente legales, informes que parten de peritos médicos y de profesionales que ayudarán a que el proceso sea lo más rápido y fluido posible.

Ante la más mínima duda, entre en contacto con nuestro despacho de abogados. Le informaremos sin compromiso y por supuesto podrá exponer su situación obteniendo una primera valoración gratuita de su caso.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online