Negligencias en los servicios de urgencia

Negligencias en los servicios de urgencia

E En los bufetes conducidos por José Antonio Ramos Mesonero, con sedes en Valencia, Madrid y Barcelona, también nos ocupamos de las negligencias en servicios de urgencia.

Como es sabido, en la medicina moderna la urgencia es un factor de vital trascendencia, ya que, directamente puede influir en la recuperación o muerte de una persona.

Así de simple y dramático. Lo cierto es que nos encontramos con casos de pacientes que no han sido atendidos adecuadamente por los servicios de urgencia, ya sean estos públicos o privados, y que se han visto privados de la atención que merecen. En el área de las urgencias médicas podemos distinguir dos apartados bien diferenciados.

Por un lado, nos hallamos antes las urgencias en el ámbito puramente hospitalario y aquellas externas a los centros.

Este último caso estaría reservado para UVI móviles, ambulancias, servicios de teleasistencia… Es claro que las urgencias médicas no pueden esperar, pero por desgracia nos encontramos con muchos casos en que los pacientes esperan demasiado, y con graves consecuencias para su salud.

El empeoramiento de un accidente vascular o de una afección más leve, puede producirse por no atajarse a tiempo dicha afección, con todo lo que ello supone.

Hoy en día hay muchos ancianos que en su propio domicilio, disfrutan de servicios de teleasistencia. Gracias a estos dispositivos, las personas mayores podrán ponerse en contacto con personal médico o paramédico cuando así lo necesiten, pulsando un botón.

Si Vd. estima que, ante la llamada urgente de su madre, padre, abuelo o abuela no ha habido una atención lo bastante rápida, llámenos. Puede que se trate de una negligencia. Especialmente si el retraso trae como consecuencia un empeoramiento de la afección, hay que actuar cuanto antes en el ámbito legal y administrativo.

En cuanto a los servicios de urgencia en los propios hospitales, también son a veces responsables de malas conductas médicas, errores y demoras injustificables.

Si un paciente acude a un centro médico o un hospital con determinada dolencia, esta tiene que ser valorada cuidadosamente para no hacerle esperar. Sabido es que hoy en día proliferan las acumulaciones en las salas de urgencia de los hospitales, situaciones a veces caóticas que son noticia en los medios de comunicación. Tal afluencia y falta de personal puede acarrear serias consecuencias.

Conviene recordar que las demandas por negligencias en los servicios de urgencia no tienen por qué dirigirse exclusivamente contra una persona (sea médico, paramédico, auxiliar…), sino contra la institución o contra un equipo concreto, cuya cadena de errores y demoras tendrá que dirimirse para purgar responsabilidades.

Tenga en cuenta que si no es asistido por personal cualificado en el Derecho relacionado con negligencias médicas, sus quejas caerán en saco roto.

Nunca permita que sus derechos como paciente sean vulnerados, para ello contacte con letrados que no solo velarán por sus intereses de cara a la Administración o los tribunales, sino que le propondrán información fiable, entendible… una información clara que le hará salir de dudas. Dé el primer paso poniéndose en contacto con nuestro equipo de profesionales, quienes le informarán en primera instancia de manera totalmente gratuita.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online