Negligencias médicas en partos

Negligencias médicas partos

Las negligencias médicas en partos son unos de los casos de negligencias más habituales, y de los más consultados a abogados especializados.

Cuando hablamos de negligencias médicas, siempre debemos tener presente que cualquier intervención médica conlleva de forma inherente una serie de riesgos no controlables. Sin embargo, cuando se ha producido un daño debido a acciones u omisiones que no se deberían haber dado y, cuya causa era evitable, si estamos ante una negligencia, y, por tanto, susceptible de ser reclamada.

¿QUÉ TIPOS DE NEGLIGENCIAS MÉDICAS EN EL PARTO SON MÁS HABITUALES?

Tipos de negligencias médicas partos

Durante el parto, tanto la mujer como el feto corren riesgos para su salud. Por ello, las negligencias durante el parto pueden afectar a uno de los dos, o incluso ambos.

Negligencias médicas que pueden afectar a la madre

  • Desgarros o lesiones durante el parto producidas cuando el feto no puede pasar correctamente a través de la vagina, algo que puede producir daños tanto en la mujer como en el neonato.
  • Episiotomía (incisión que se realiza para facilitar la salida del feto) mal ejecutada que puede producir daños permanentes, como incontinencia fecal.
  • Desgarros vaginales producidos por un uso incorrecto de fórceps o ventosas durante el parto.
  • Infecciones graves producidas por el olvido de restos placentarios o una incorrecta asepsis durante el mismo.

Negligencias médicas que pueden afectar al feto

  • Falta de oxígeno en el feto: la hipoxia, o, falta de oxígeno durante el parto es una de las complicaciones más habituales. Dependiendo de la gravedad de la misma se pueden producir desde leves secuelas neuronales, hasta graves daños cerebrales e incluso la muerte cerebral.
  • Errores de diagnóstico: durante todo el proceso del embarazo, se deben realizar diversas revisiones periódicas por parte del personal médico especializado. Cuando estas no se realizan como se debieran o bien no se haya realizado un diagnóstico correcto ante determinadas complicaciones, pueden producirse daños y secuelas que hubieran sido o bien evitables o bien de consecuencias menores.
  • Mal uso de la ventosa obstétrica o fórceps: estos instrumentos se utilizan en casos muy concretos para ayudar a que salga el feto. Su uso incorrecto o por parte de personal no experimentado puede producir daños tanto en la madre como el feto.

¿QUÉ HACER SI SOSPECHA QUE LA MADRE O EL NEONATO HAN SIDO VÍCTIMAS DE UNA NEGLIGENCIA MÉDICA DURANTE EL PARTO?

Daño neurológico en bebes

Durante el parto, o bien transcurridas unas semanas o incluso meses después de este, es posible que afloren una serie de patologías o daños cuya causa directa e inequívoca ha sido el parto.

Si tenemos la más mínima sospecha de que dichos daños pueden haberse derivado de una actuación médica negligente, es importante que contacte con un abogado especializado en negligencias médicas, para que pueda estudiar su caso con detalle y de forma personalizada.

Después de hacerlo, podrá decirle si ve claros indicios de negligencia médica, y, por tanto, si puede iniciar un proceso de reclamación.

¿EN QUÉ CASOS SE PUEDE RECLAMAR UNA INDEMNIZACIÓN?

Lesión cerebral en bebes

El primer paso para valorar si existe una causa demostrable es aportar todos los informes médicos que sean posibles. Tanto los correspondientes a todo el desarrollo del embarazo, como a los del propio parto y todos los estudios e informes que se hayan hecho posteriormente a este.

Con eso, los abogados especializados en negligencias médicas, junto con nuestros médicos expertos, podremos evaluar con detalle si realmente hay caso y se puede solicitar una indemnización. El importe de la indemnización a reclamar dependerá de la gravedad y alcance de los daños.

Por ejemplo, la hipoxia que produce daños cerebrales permanentes, implica que el desarrollo del niño no va a ser el normal, ya que experimentará dificultades tanto en el habla como el aprendizaje, entre otros. Para calcular una indemnización, hay que valorar en definitiva las secuelas y el alcance de estas y, por eso, el estudio personalizado es imprescindible.

DOCUMENTACIÓN ÚTIL PARA RECLAMAR POR UNA NEGLIGENCIA MÉDICA

Lesión cerebral en bebes

Conseguir el mayor número de documentación médica relacionada con el embarazo, parto y postparto es vital si queremos que nuestra reclamación prospere.

En ocasiones, la documentación básica que se nos entrega por parte de los especialistas y centros médicos y hospitales puede ser insuficiente, por lo que le sugerimos que recaben documentación lo más detallada posible.

Por supuesto, el historial médico completo, tanto de la madre como el del neonato son imprescindibles.

Especialmente resulta de ayuda solicitar toda la documentación relacionada con el parto como:

Partograma y gráficas de monitorización fetal

En estas gráficas se muestran los niveles de una serie de parámetros que se miden durante el parto como son: la frecuencia cardíaca del feto, las contracciones uterinas etc.

Medidas de PH

El PH se puede medir durante el parto y también tras el nacimiento.

Estas mediciones sirven para conocer el estado del feto y de esta forma valora si es necesaria su extracción urgente, o del bebé una vez recién nacido, para conocer su estado de salud.

CONFÍE EN EXPERTOS EN NEGLIGENCIAS MÉDICAS

Toda la documentación e informes de carácter médico que recojamos, serán evaluados por peritos especialitas en medicina, capacitados para evaluar toda la información recogida y detectar si se ha producido una mala praxis durante algún momento del parto.

Como abogados especializados en negligencias médicas, contamos con un equipo de colaboradores expertos, con una amplia experiencia en este tipo de procedimientos, que pueden ser de gran ayuda a la hora de enfrentarnos a un juicio por negligencia.

Si se enfrenta a la difícil situación de haber sido víctima de una negligencia médica, no dude en contactar con nosotros para recibir todo el asesoramiento y apoyo legal que necesita.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online