Sufrimiento fetal en partos

Sufrimiento fetal en partos

L La obstetricia y ginecología son ramas médicas en las cuales las negligencias pueden estar presentes, negligencias especialmente comprometedoras dadas las circunstancias.

La vida del feto o recién nacido, así como de la madre, puede ser puesta en peligro si las actuaciones médicas no han sido las más correctas.

Pueden darse casos muy diversos, siendo los Protocolos Asistenciales de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia una de las bases desde donde considerar objetivamente los casos. Tales protocolos, sin embargo, no deben ser tomados de forma estándar o al pie de la letra.

Tal y como ocurre en otros muchísimos casos en el ámbito de los errores médicos, las negligencias se producen por una lectura demasiado literal de los protocolos y actuaciones a seguir según las circunstancias.

Ginecólogos y obstetras saben que cada cuerpo de cada mujer es un mundo, un cuerpo que a pesar de poder padecer afecciones comunes, responde de manera diferente, tanto en cuanto a síntomas como a respuesta a los tratamientos.

El sufrimiento fetal en partos es uno de los problemas más comunes en el área de las negligencias médicas cometidas en plantas de maternidad de hospitales. Entre los casos en donde existen más demandas sobresalen las actuaciones médicas con fórceps.

Se dan circunstancias muy negativas para la vida del recién nacido, que pueden comprometer muy seriamente su vida o su calidad de vida, así como la de la madre. En el área de la ginecología existe hoy en día una importante polémica respecto a la realización de cesáreas, sean programadas o no.

La OMS recomienda que descienda el número de cesáreas practicadas, algunas de las cuales se llevan a cabo casi mecánicamente cuando se presenta un parto que no discurre según lo deseado por los facultativos.

La aplicación de oxitocina busca la facilidad a la hora de dar a luz, sin embargo en ocasiones no sirve y tienen que practicarse cesáreas de urgencia.

El sufrimiento fetal en partos puede producirse tanto en cesáreas como en partos naturales.

Asimismo, la utilización de fórceps puede darse en ambos casos, por ejemplo cuando el canal de parto sea inviable (por estrecho u otros motivos) o cuando existan otros riesgos para el niño o para la madre.

La mala utilización del instrumental puede provocar, como hemos dicho, casos severos de sufrimiento fetal con resultados graves o mortales.

Una de las circunstancias relativamente habituales en el campo de las negligencias médicas en paritorios, es la mala utilización del fórceps, dando lugar a paraplejias y otras gravísimas dolencias.

Para obtener la correspondiente indemnización en casos de sufrimiento fetal, solamente los abogados especializados en el área tendrán que intervenir. Llámenos para solventar cualquiera de sus dudas.

Por supuesto, no solo obtendrá una información sobre tarifas o precios de nuestros servicios. Sabemos que es muy importante que en estos casos, las madres y padres afectados conozcan perfectamente la situación legal a que se enfrentan, una situación que les será expuesta de modo perfectamente entendible. Ponemos a su disposición nuestra página web y también los teléfonos que figuran en ella.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online