Caídas dentro de hospitales

Caídas en hospitales

L

as caídas dentro de los hospitales son uno de los accidentes más habituales entre personas hospitalizadas y uno de los motivos de consulta que más recibimos los abogados especializados en negligencias médicas.

Debemos tener presente que la seguridad de los pacientes es de gran relevancia y responsabilidad del personal de los centros hospitalarios, que deberán tomar todas las medidas necesarias para minimizar el riesgo de que estos se produzcan.

Tal es la importancia del bienestar de los pacientes, dentro de la atención hospitalaria, que es un tema tratado ampliamente en todo tipo de organismos internacionales dedicados a la promoción de la salud, como por ejemplo la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Las caídas en las personas mayores

Las caídas son una de las principales causas de lesiones e incluso fallecimiento en las personas mayores de todo el mundo. Las muertes derivadas por accidentes tienen su principal causa en las caídas, por lo que se debe prestar especial atención en tomar las medidas que sean necesarias para reducir los riesgos para este grupo de población.

Se estima que alrededor de un 30% de personas mayores de 65 años han sufrido una caída en sus viviendas. Pero el riesgo es aún mayor en instituciones de carácter médico.

El problema principal de las caídas es la alta probabilidad de que estas deriven en lesiones. Un alto porcentaje de caídas requieren de atención médica, y, en el caso de las personas mayores, en uno de cada diez casos se produce una fractura.

Las fracturas en personas mayores, especialmente las de cadera, muy habituales en este colectivo, pueden derivar en daños irreparables o incluso la muerte.

¿Cómo calcular el riesgo de caídas de una persona?

Poder calcular el riesgo de caída de una persona atendiendo a sus características personas puede ayudar a tomar medidas preventivas para reducir este riesgo.

Para ello, existe la escala Morse, un tipo de medición que tendrá en cuenta factores como la edad de la persona, su estado físico y mental, la existencia de caídas previas etc. para establecer el riesgo de que se produzca una caída.

Este valor nos permitirá actuar de forma previa y determinar qué necesidades tiene dicha persona para, en la medida de lo posible, reducir su riesgo de caída.

Daños derivados de la hospitalización

En las personas mayores, la hospitalización entraña más riesgos de sufrir daños o secuelas. A esto se le suma que estas pueden ser de naturaleza más grave. Pero, no solo las personas mayores tienen más riesgo de caídas en el hospital. También se debe prestar especial atención a los niños, cuyo riesgo de sufrir un accidente, como una caída, también es más elevado con respecto a otros grupos de edad.

En algunas ocasiones, estas caídas habrían sido evitables, y se han producido cuando las instalaciones no están correctamente preparadas o cuando no se han seguido los protocolos médicos y asistenciales establecidos para impedir que estas se produzcan, por ejemplo, dejando a una persona con demencia sola sin barreras en la cama etc.

Si nosotros, o un familiar, hemos sufrido una caída como consecuencia de una negligencia, tenemos derecho a solicitar una indemnización por los daños derivados de dicha caída.

Tanto si esta se produce en un centro de salud, como un centro público o privado, todos ellos están obligados a establecer las medidas necesarias para proteger a sus usuarios. Si esto no es así podemos pedir responsabilidades por esas posibles deficiencias que hayan derivado en un accidente en sus instalaciones.

Cuando se produzca un accidente, como una caída, dentro de un recinto hospitalario o un centro de salud y creemos que ha sido debido a una actuación negligente, lo primero que tenemos que hacer es recabar todas las pruebas, sobre todo médicas y documentación necesaria para documentar dicho hecho.

Contactar con un abogado especializado en negligencias médicas sería el segundo paso ya que será quién, con su experiencia y una vez estudiado lo sucedido, nos podrá aconsejar sobre si es posible iniciar un proceso de reclamación por los daños y su consiguiente indemnización.

Plazos de reclamación ante una negligencia médica

Es importante reaccionar lo antes posible tras producirse el hecho, ya que lo cierto es que existen una serie de plazos establecidos legalmente dentro de los cuáles podemos reclamar. Además, debemos tener en cuenta que estos plazos se reducen aún más cuando a quién le pedimos responsabilidades es un centro público perteneciente a la Seguridad Social.

Nuestros abogados de negligencias médicas tienen una amplia experiencia en el asesoramiento legal y procesos extrajudiciales y judiciales relacionados con las solicitudes de indemnización cuando se ha producido una negligencia dentro del ámbito sanitario.

Le recomendamos contactar con nosotros lo antes posible y solicitar su cita. De esta forma podremos estudiar su caso y ofrecerle las mejores opciones para su caso.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online